Nueces y medicina china

Las nueces según la Medicina China

Una de las propiedas más importantes de las nueces según las propiedas energéticas de la Medicina China, es que tonifican el Riñón y reabastecen la Esencia de Riñón.

Según la Medicina China, la Esencia del Riñón controla el crecimiento de los dientes, huesos, la fuerza del cabello y el desarrollo normal del cerebro, la energía sexual y la fertilidad.

En la cultura china desde hace miles de años se sabe que las nueces benefician al cerebro, de hecho si nos fijamos en la forma de la nuez, vemos que imita la forma del cerebro. Esto pasa con muchos alimentos y por lo tanto, sugieren una correspondencia terapéutica.

Otra de las propiedades de las nueces es que mejoran la calidad de los espermatozoides y mejoran la fertilidad tanto en hombres como mujeres. Esto pasa con muchas otras semillas y frutos secos. De hecho, solo hay que pensar en el paralelismo de “semilla” y la semilla masculina y/o femenina.

Las nueces ayudan a tratar el dolor, la debilidad de lumbares y las rodillas. Se recomienda en casos de incontinencia urinaria y orina frecuente (personas mayores). Tonifica la energía y combate el estrés. Las nueces se combinan con hierbas como FoTi (HeshouWu) y DanGui (DongQuai) para tratar el encanecimiento prematuro del cabello. De hecho, aunque suenen desconcodias, ambas plantas se consiguen en herbolarios.

Otra de las propiedades es que las nueces “calientan” el pulmón y mejoran problemas asmáticos de tipo “frío” (un tipo de diagnóstico según la Medicina China de los tipos de asma que hay).

Dietetica china y nueces

Efectiva para la tos crónica, se recomienda mejor comerlas con miel.

Además, otra propiedas aunque no tan importante, es que las nueces “humedecen” los intestinos tratando el estreñimiento causado por la falta de Esencia de Riñón o Sangre (otro tipo de diagnóstico de la Medicina China). Esto ocurre a menudo en los ancianos o después de una enfermedad crónica.

Desde el punto de vista occidental son ricos en omega-3, antiinflamatorios, reducen colesterol, mejoran la circulación, propnlemas cardiovasculares, nutren el cerebro, mejoran en ánimo, ansiedad e insomnio, mejoran la memoria. Grandes fuentes de calcio, vitamina E y otros minerales.

La mejor manera de comerlos es crudos y recien pelados ya que así nos cercioamos que no se oxiden y pierdan propiedades al entrar en contacto con el oxígeno.

Para activarlas y por lo tanto sean ricas en enzimas, podemos ponerlos en remojo en agua una horas o toda una noche. Así tambien podemos quitarles las piel con facilidad, siendo así mucho más digestivas.

NOTA: cuando hablamos de órganos en mayúscula es porque la atribución es a los órganos desde el punto de vista energético de la Medicina China. Las palabras que se nombran con comillas es porque también son términos específicos de la Medicina China que utilizamos para entender este entramado de funcionamiento y diagnóstico.

Comparte esta entrada con


POSTS RELACIONADOS

Sin comentarios

Publicar un comentario