Coronavirus y medicina china

La Medicina China en el tratamiento del COVID19

Este artículo salió el 1 de Marzo y ha sido traducido de la fuente original:  Science Direct (Elsevier): «Traditional Chinese medicine for COVID-19 treatment» 

Varios resultados de prácticas clínica durante el brote de coronavirus en China, muestran que la Medicina China desempeña un papel importante en el tratamiento de COVID-19, lo que brinda una nueva esperanza para su prevención y control.

La Medicina China tiene una larga historia y ha desempeñado un papel indispensable en la prevención y el tratamiento de varias enfermedades epidémicas. Durante la epidemia de SARS en 2003, su intervención también tuvo un notable efecto terapéutico. 

Durante el período de tratamiento de COVID-19, más de 3100 personales médicos de Medicina China se enviaron a la provincia de Hubei, y el esquema de la Medicina China se incluyó en la guía sobre diagnóstico y tratamiento de COVID-19, participando plenamente en todo el proceso.

La fórmulas de materia médica china, la acupuntura y otras técnicas de la Medicina China se emplearon de manera integral, realizando previamente una diferenciación de los diferentes síndromes en cada uno de los pacientes afectados por COVID-19.

Actualmente, el número total de casos confirmados tratados por Medicina China ha llegado a 60,107. 

En el grupo de estudio de 102 casos de síntomas leves tratados con Medicina China, el tiempo de desaparición de los síntomas clínicos se redujo en 2 días, el tiempo de recuperación de la temperatura corporal se redujo en 1,7 días, la duración promedio de la estancia en el hospital se redujo en 2,2 días, la tasa de mejora en pruebas de imagen aumentó en un 22%, la tasa de curación clínica aumentó en un 33%, una reducción del 27,4% en la tasa de casos comunes a severos y un aumento del 70% en los linfocitos. El caso de síntomas severos, la duración promedio del ingreso hospitalario y el tiempo en que el ácido nucleico se vuelve negativo se ha reducido en más de 2 días.

A partir de los resultados, se sugirió prescribir varias formulas de Medicina china según cada caso, como es la decocción Qing Pai Du, el cual tiene un efecto regulador a través de múltiples componentes y objetivos. En el grupo de estudio de 701 casos confirmados tratados con dicha fórmula, 130 casos fueron curados y dados de alta, los síntomas clínicos de 51 casos desaparecieron, 268 casos mejoraron y 212 casos de síntomas estables sin agravamiento. La tasa de curación efectiva del COVID-19 fue superior al 90%.

Entre los diferentes mecanismos de acción se observó la inhibición de la replicación de COVID-19 al actuar sobre múltiples proteínas ribosómicas, inhibición de la respuesta inmunitaria excesiva y eliminación de la inflamación mediante la regulación de la vía relacionada con la inmunidad y la vía relacionada con la acción de las citocinas.  Además,se descubrió que el alcohol de pachulí, el ergosterol y la shionona de algunas plantas que contiene dicha fórmula; tenían un mejor efecto anti-COVID-19, lo cual proporciona nuevas posibilidades para el desarrollo de nuevos fármacos.

Como conclusión se ha observado que el tratamiento temprano del COVID-19 con Medicina China es una forma importante de mejorar la tasa de curación, acortar el curso de la enfermedad, retrasar la progresión de la enfermedad y reducir la tasa de mortalidad. Por otro lado, la Medicina China funciona no sólo inhibiendo el virus, sino que puede bloquear la infección, regular la respuesta inmune, cortar la inflamación y promover la reparación de tejidos.

Además, las medidas de prevención y control de COVID-19 reflejan plenamente la necesidad de un “tratamiento preventivo de la enfermedad”.

Artículo completo en Science Direct: «Traditional Chinese medicine for COVID-19 treatment»

Comparte esta entrada con


Sin comentarios

Publicar un comentario