Mucosidades y medicina china

¿Exceso de mucosidades? Conoce qué es el YiYiRen

Una de las plantas más asombrosas que descubrí cuando empecé a estudiar la Fitoterapia China (llamada correctamente “Materia Médica China”) fué el Yi Yi Ren, y es que su potencial de acción es realmente asombrosa y llevaba tiempo queriendo escribir un artículo sobre ello.

Yi Yi Ren, botánicamente llamado Semen coicis, pero con otros muchos nombres como “Semilla de coix” o “Lágrima de Job”, se considera una materia médica dentro del Compedio de la Materia Médica de la Medicina Tradicional China. ¿Por qué materia y no hierba, planta o fitoterapia? Porque dentro de este compedio existen multitud de sustancias medicinales que también son granos, alimentos, resinas, etc.

El Yi Yi Ren en realidad es un cereal, muy parecida a la cebada y por lo tanto es comestible por ejemplo en sopas, “porridges” o diversos platos, algo muy común en la gastronomía china. Pero en este caso vamos a hablar de su poder dentro de la “materia médica china” y esto quiere decir que se utilizaría el caldo de su cocción (decocción) como uso medicinal.

Normalmente las materias médicas chinas se suelen combinar entre sí a la hora de hacer la decocción para potenciar sus efectos cuando se esta abordando un síndrome de medicina china. Pero el Yi Yi Ren podemos tomarlo en casa muy fácilmente y sin necesidad de combinarlo con otras materias, ya que su uso suele ser muy potente y efectivo por si solo, además de que se suele utilizar de manera y en momentos concretos.

Mucosidades y medicina china

¿Y por qué es tan sorpendente el Yi Yi Ren?

Antes de resumir las propiedades según el clásico compendio de la Medicina China, os explico resumidamente su uso para todos los que no tengáis nociones de Medicina China:

  • Primero de todo y muy importante: el Yi Yi Ren se encuentra a mano en casi cualquier tienda de alimentos chinos o asiáticos. Si no lo encontráis preguntarlo a los dependientes enseñado el nombre en chino: 薏苡仁

 

  • El uso que más recomiendo del Yi Yi Ren (ya que es algo que padecemos todos en algún momento), es en el caso de exceso de flemas y mucosidades que no cesan y son debidas a infecciones respiratorias. Las típicas mucosidades durante o posterior a una gripe, una bronquitis o un simple resfriado, entre otros casos.

Llevo años tomando Yi Yi Ren en casos así y lo he recomendado infinitamente ya que los resultados son inmediatos en los casos leves o moderados y bastante rápidos en los casos graves como son el edema pulmonar o abcesos, casos que además conozco de primera mano y he observado su enorme efacia.

  • – Otros usos:

– Para edema y ascitis.

– Para casos crónicos de rigidez y dolor articular (que empeoran con la humedad).

– Para diarreas agudas y crónicas.

 

Propiedades del Yi Yi Ren según los principios de la Medicina China:

  • Actúa en Bazo, Estómago, Pulmón y Riñón.
  • Sabor: dulce.
  • Naturaleza: tendencia fría.
  • Acciónes:  Drena la Humedad, el Calor-Humedad, Viento-Humedad, enfría, promueve la diuresis, elimina toxicidad y pus, disuelve tumefacciones, regula y tonifica el Recalentador Medio.
  • Dosis: entre 6 y 30gr en decocción de 20min.
  • Precaución: en embarazas y en casos de insuficiencia. No cosumir largo tiempo ya que tiene un poder muy secante.
  • Nuevas investigaciones: Es ligeramente sedante. Tiene efecto anticancerígeno-antitumoral. Para problemas crónicos de articulaciones es muy efectivo asi como para abcesos pulmonares.

Si se quiere reducir su efecto enfriador en casos de sensación de frío que se acompañan con mucosidades transparentes o blancas, se recomienda añadir canela y jengibre a la decocción.

 

Próximamente os explicaré algunas recetas de “porridge” y sopas con propiedades medicinales que se pueden hacer con este cereal y otros elementos para diversos casos.

 

Recordamos que la acupuntura y las recomendaciones que se dan en esta página con complementarios en el caso de que estés realizando un tratamiento médico actualmente.

Fuentes: Hempen, C. Fischer, T. “Materia Médica en Medicina China”, Seguna ed., Elsevier, 2010.

 

Comparte esta entrada con


POSTS RELACIONADOS

Sin comentarios

Publicar un comentario